Educador Juan Borea deja colegio por acusaciones de abuso

0
18
Foto: El Comercio

El licenciado en Educación Secundaria, miembro fundador de Foro Educativo y director del colegio Héctor de Cárdenas, en Jesús María, Juan Borea Odría, se desvinculó del citado plantel luego de que varios ex alumnos lo acusaran de conductas impropias y presuntos abusos sexuales cuando se encontraban cursando estudios bajo su tutela.

“Quisiera aclarar que en ningún momento hubo ninguna instancia de abuso sexual. Es cierto que durante algunos años de mi vida les pedí a algunos alumnos que se sacaran los zapatos y las medias para hacerles cosquillas en el pie. En aquel momento no pensaba que este comportamiento pudiera hacerles daño a los alumnos. Luego de leer los testimonios y de escuchar a muchos de ustedes personalmente en los últimos días he decidido retirarme definitivamente del colegio y de la actividad educativa en general, y me pongo a disposición para las investigaciones que puedan llevarse a cabo”, escribió Borea en un comunicado, difundido anoche en la red social de Facebook.

Las imputaciones contra Borea Odría comenzaron el 25 de febrero en la misma red social cuando el ingeniero químico Rafael Salgado Olivera denunció haber sido víctima de abuso cuando tenía menos de 10 años.

“A mí, una persona llamada Juan Borea me usó para su placer cuando yo solo era un niño, tenía menos de 10 años. ¿Qué lo llevaría a pensar que yo no diría nada en esa época? Quizás que a mi padre que fue militante del MRTA lo asesinaron, quizás que era muy pobre también, y claro que necesitaba mucho estudiar, salir adelante, pero nada justifica eso. Nada. No sé por qué digo esto en este justo momento, pero dos cosas sí me motivas: definitivamente todo el dolor que siento y que a ningún niño le debe pasar jamás esto”, escribió Salgado en su cuenta personal.

Hoy, tras la publicación del comunicado de Borea, otra persona identificada como Luis Guerrero, quien se identificó como padre de familia del colegio Héctor de Cárdenas, lamentó que el educador minimice sus acciones y haya traicionado la confianza de quienes le confiaron la enseñanza de sus pequeños.

“Has enviando una carta en la que solo admites el hábito de quitarles las medias para hacerles cosquillas. ¿Me puedes explicar qué padre de familia te autorizó a poner tus manos sobre los cuerpos de sus hijos, una y otra vez, en una habitación privada, con el pretexto de hacerlos reír? ¿Sabías que los tocamientos son una forma de abuso sexual?”, refirió Guerrero.

Hasta el momento el Ministerio Público no ha precisado si abrirá una investigación de oficio por este caso.

Fuente: El Comercio / Lima, 1 de marzo de 2017

Dejar respuesta