Martín Vegas Torres / EDUCACCIÓN

Hace unos días, el Consejo Nacional de Educación realizó el Seminario “Futuro de la Educación” y expositores de Chile, Colombia y Finlandia presentaron logros y dificultades en la formulación de políticas. Me pregunté ¿un expositor peruano en el extranjero qué tendría que mostrar en el campo de la política educativa? Sin duda, los vacíos y problemas los tenemos bien identificados, pero nos es más difícil identificar y aceptar que podemos tener alguna expertise en el Perú que sea “calidad de exportación”, donde exista un saber que compartir hacia otros países y un “sello peruano”.

Sobre este tema inicié un diálogo en redes sociales, gracias al cual he podido llegar a una respuesta organizando tres tipos de experiencias[1].

  • Experiencias de implementación de políticas con “calidad de exportación” donde hay logros que mostrar y existe un “saber hacer” nacional propio y distintivo.
  • Experiencias donde existe un “saber hacer” nacional, pero existe un fuerte debate en la comunidad educativa sobre si están alcanzando logros o no.
  • Experiencias en fase de exploración, prometedoras y que requieren consolidarse como política educativa.

En términos generales podríamos decir que el Perú ha ido acumulando experiencias que pueden ser compartidas en determinados contextos: sistemas educativos de bajos desempeño, con desigualdad y débil institucionalidad.  Sorpréndase: propuse 3 y, gracias a los aportes han quedado 6.

  1. La elaboración e implementación de una política de educación intercultural bilingüe. Esta es sin duda es una política estrella porque se enfoca en lo más distintivo de nuestro país: la diversidad cultural en contextos de discriminación y porque ha logrado plasmarse en una política y un plan elaborados participativamente y con consulta previa, tiene una propuesta pedagógica definida, recursos asignados para su continuidad y cuadros técnicos preparados. Sin duda, aún falta mucho para lograr una atención de calidad universalizada, pero estamos en el buen camino.
  2. La ley de reforma magisterial. Con un proceso que se inició a inicios de siglo, el Perú está logrando marcar una ruta de desarrollo profesional basado en el mérito. Desde la formulación de los marcos del buen desempeño y el directivo hasta el inicio de la evaluación por desempeño son varios los hitos destacables. Y como algunos señalaron, en el diálogo, el cambio de actitud en los docentes es tal vez el logro más significativo en este campo. Llegar a docentes remunerados en los promedios de América Latina, valorando el esfuerzo y creatividad de los docentes es una meta que aún no hemos logrado, pero estamos en el camino.
  3. La selección y formación especializada de directores. Poco conocida, pero de importancia estratégica: hoy contamos con directivos en la mitad de las instituciones educativas seleccionados en base a su mérito, con estabilidad para trabajar durante 4 años y luego ser evaluados y con un proceso de especialización implementado por las mejores universidades del medio. Bajo el enfoque del marco del buen desempeño del directivo, varios de ellos son líderes pedagógicos y coachs de otros directores y se han apropiado de diversas experiencias para sacar adelante a sus escuelas en contextos de adversidad.
  4. La política de gestión educativa descentralizada. A diferencia de otros sectores del Estado, se ha podido mostrar que, cuando hay un trabajo intergubernamental orientado a objetivos de política comunes y una clara delimitación de responsabilidades se logran buenos resultados. Las consagradas regiones de Tacna y Moquegua son un ejemplo de ello, pero también otras que han ido progresando en contextos andinos y amazónicos de mayor dificultad. Aprende Saludable dio un paso a una estrategia descentralizada e intersectorial. En la última década el péndulo descentralización-concentración ha ido variando pero cuando hemos avanzado ha sido cuando se ha perseverado en una ruta de gestión descentralizada.
  5. La Reforma de la educación superior. La ley universitaria, la ley de institutos y la política de aseguramiento de la calidad en el sistema de educación superior están empezando a marcar una ruta que permitirá a los estudiantes de educación superior contar con instituciones de probada calidad. La acreditación en la educación superior constituye un caso muy interesante porque, en un contexto de fragilidad institucional ha logrado avances importantes tanto en Universidades como en Institutos y Escuelas de Educación Superior al haberse logrado un trabajo mancomunado entre SINEACE, Procalidad y la comunidad de educación superior.
  6. El Proyecto Educativo Nacional. Las políticas antes mencionadas han transitado por dos o más ministros de educación, varias de ellas por varios gobiernos, y a pesar de todos los giros, pugnas y conflictos que existen en educación hemos logrado continuidad. Ellas fueron planteadas en el Proyecto Educativo Nacional al 2021, nuestra política de Estado, cuyo proceso de formulación y contenido son en sí mismos un producto peruano de calidad de exportación. Pero además, porque la formulación del PEN generó un movimiento de actores clave en el Ministerio de Educación, gobiernos regionales, docentes, sociedad civil, empresa que ha logrado continuidades que a veces no se logran ver a primera vista.

Seis políticas con sello peruano calidad de exportación, ojalá los peruanos aprendamos a valorarlas, sistematizarlas y seguirles dando continuidad. Y en una próxima entrega, les presentaré cuáles son las políticas donde tenemos expertise, pero son controversiales y que por ahora solo enuncio: el acompañamiento pedagógico, el “aterrizaje” del Proyecto Educativo Nacional en intervenciones sistémicas y la lógica de los presupuestos por resultados en educación, la jornada escolar completa en secundaria, los COAR y Beca 18, el currículo nacional por competencias, la política de medición de la calidad.

Lima, 11 de diciembre de 2017

[1] Agradezco a quienes contribuyeron, pero me hago enteramente responsable de las opiniones que acá planteo.

Compartir
Artículo anteriorEl movimiento maker, una manera innovadora de hacer educación
Artículo siguienteMalas prácticas formativas que desdibujan la profesión docente
Martín Vegas Torres
Abogado y docente, especialista en políticas educativas. Ha sido Viceministro de Gestión Pedagógica en el Ministerio de Educación (2012-2014). Además, ha sido Secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de Educación (2002-2008) y asesor de la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología del Congreso de la República, así como Director del Instituto de Investigación y Políticas Educativas y Secretario Académico en la Universidad Antonio Ruiz de Montoya (UARM). Fue Director Ejecutivo de “Foro Educativo”.

1 Comentario

  1. Excelente trabajo que resume logros alcanzados en educación , esperamos que la ruta establecida se continúe y podamos hablar de Educación de exportación .Vrsr.2017.

Dejar respuesta