Emma Watson: el discurso por el que fue ovacionada en la ONU

0
159

A propósito de las acciones en nuestro país por promover la igualdad de oportunidades…

En el 2014, la actriz británica Emma Watson, fue nombrada embajadora de buena voluntad por la ONU Mujeres. En su primer discurso hizo un llamado a los hombres de todo el mundo para que se sumen a los esfuerzos por promover la igualdad de derechos entre hombres y mujeres en el marco de la campaña HeForShe (“Ellos por ellas”) de las Naciones Unidas, con la meta final de acabar con la discriminación de las mujeres antes de 2030.

“Quiero que los hombres se pongan esta camiseta, para que sus hijas, hermanas y madres puedan estar libres de prejuicios”, dijo la actriz, quien destacó que la igualdad beneficiaría también a los hombres, liberándolos de roles y estereotipos equivocados, y a la humanidad en su conjunto.

“Fui nombrada embajadora de buena voluntad de la ONU hace seis meses y he descubierto que mientras más hablo del feminismo, más caigo en cuenta de que luchar por los derechos de las mujeres es para muchos sinónimo de odiar a los hombres. Y si de algo estoy segura es de que esto tiene que terminar. Feminismo, por definición, es creer que tanto hombres como mujeres deben tener iguales derechos y oportunidades. Es la teoría política, económica y social de la igualdad de sexos”, dijo en medio de aplausos.

Vea y escuche su discurso aquí.

Compartir
Artículo anteriorAbuso sexual, equidad de género, religión y educación
Artículo siguienteAsí reacciona un niño cuando le dicen: “Pégale” a una niña
Vanessa Toribio
Psicóloga, con estudios de maestría en Aprendizaje, Cognición y Desarrollo en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Consultora educativa de UNESCO y Telefónica Educación Digital (TED). Ha sido Directora Académica en la Asociación Internacional Mensajeros de la Paz – Perú. Formó parte del equipo del Programa Construyendo Escuelas Exitosas (IPAE) entre los años 2008 y 2013 como Coordinadora de Red y posteriormente como Especialista en lectura, escritura y aprendizaje autónomo.

Dejar respuesta