«Con las manos en la masa»: De lo artístico a lo educativo-Formativo

2
1639
La escuela P.S. 130 The Parkside School está ubicada en Brooklyn. Atiende a una población diversa de estudiantes y promueve el aprendizaje basado en la indagación, el enfoque centrado en el niño y la participación activa. Foto: The Parkside School

Cynthia Capriata / EDUCACCIÓN

Les presento a la docente Isabel Cruz. Ella aporta a la educación de sus estudiantes desde la situación específica de sus experiencias que muy al estilo del siglo XXI se vieron condicionadas por un cambio de profesión. Dio el salto de profesora especialista de un área y nivel específico a profesora titular de grado.

La explicación dice que entrevistaron a la gente en la estación de subway Fort Hamilton y les preguntaron qué los había traído (sic) y dónde iban…

Pasó de enseñar “arte en carretilla” en condiciones poco óptimas a trabajar en la escuela que voy a describir a continuación como profesora encargada de una clase de inicial (pre- k).  La expresión “arte en carretilla” hace referencia a que no contaba con un salón de arte e iba de aula en aula con  los materiales para las diferentes lecciones del día. Y como en todo, a la hora de significar lo vivido la imaginación juega un papel importante.  La docente Isabel vivencia las fronteras de su experiencia  como lugares de aprendizaje, encuentro e intercambio. Hábilmente combina su preparación como docente de arte con el nuevo modelo educativo en el que ha escogido estar inmersa. Igual me quedé curiosa de saber cómo había sido la transición y le hice algunas preguntas puntuales por correo después de la visita y antes de escribir este artículo.

Con la docente Isabel termino esta serie de artículos sobre las observaciones de aula que hice en la ciudad de Nueva York a fines de 2016. Este artículo más que emprender lo artístico exclusivamente, modelará buenas prácticas educativas dentro de procesos educativos que abarcan también procesos artísticos. Compartiré evidencias visuales de aprendizajes que desarrollan múltiples competencias probablemente en sesiones de aprendizajes holísticos e interdisciplinarios, y que hacen visible las capacidades comunicativas y expresivas de los estudiante, entre otras.   A través de sus trabajos, se puede observar la construcción de conocimiento de estudiantes de inicial y primaria, y, cómo esa construcción es social y da sentido y significado a su mundo interior, en relación a otros y al entorno que los rodea.

LA ESCUELA

La escuela P.S. 130 The Parkside School está ubicada en Brooklyn en un edificio amplio de cuatro pisos. Atiende a una población diversa de estudiantes desde inicial (pre-k) hasta quinto grado. Promueve el aprendizaje basado en la indagación, el enfoque centrado en el niño y la participación activa de los estudiantes. Visualmente, la escuela se percibe muy cercana a procesos artísticos y mucho a las artes visuales. En todos los pisos, los corredores tienen paneles a cada lado con el trabajo de los estudiantes y esto evidencia claramente la filosofía educativa de la escuela. Incluso, uno puede encontrar murales como el de abajo y las obras de los estudiantes en las escaleras también.

Las palabras de Confucio apuntan al aprendizaje dinámico de los estudiantes basado en la acción, la manipulación directa y la práctica (experiencia). Los conceptos: escucho y olvido, veo y recuerdo, hago y entiendo hacen explícito el propósito de la escuela.

Es difícil no enamorarse de esta escuela. ¡El espíritu de la escuela se siente ni bien uno sube las escaleras de entrada! Afuera, al otro lado de la puerta, está la estación de subway Fort Hamilton a menos de cincuenta metros. La cercanía del medio de transporte que muchos emplean para llegar a la escuela, a no ser que vengan en ómnibus o caminando, forma parte del imaginario de los estudiantes y se utiliza con frecuencia en las lecciones como se puede ver en la primera foto que encontré en un corredor de la escuela. La foto evidencia también el enfoque de aprendizaje por indagación que la escuela promueve.

Trabajos basados en los diferentes cuentos que los niños están leyendo combinan imagen y texto.

Sobre la escalera la misión añade más información pertinente en referencia al currículo, a las competencias y capacidades, el sentido comunitario de la escuela y como se aprende lo que se aprende:

PS 130 es una comunidad multicultural diversa dedicada a la excelencia académica. A través de un currículo riguroso basado en estándares, fomentamos los talentos y las habilidades de cada estudiante. Se brindan oportunidades para que cada estudiante desarrolle capacidades de dominio académico, artístico y de liderazgo. Los esfuerzos colaborativos de los estudiantes, el personal de la escuela, los padres de familia y los miembros de la comunidad promueven y respaldan un entorno protegido, de cuidado. Juntos trabajamos con diligencia, dedicación y perseverancia, encaminados hacia la consecución de los más altos estándares de excelencia. Nuestros Estudiantes son “Rising Achivers”. La traducción libre sería los que logran sus retos o los que se enfrentan exitosamente a sus retos.

El trabajo artístico y educativo del colectivo de los estudiantes habita todos los corredores. Está identificado por grado, aula y lección. Los paneles están pulcramente diseñados. Promueven el aporte de los estudiantes evitando decoraciones superfluas. En todos se despliega visualmente  el trabajo de los estudiantes de manera ordenada. A veces tienen fotos del proceso o del grupo,  otras frases cortas que los niños escriben para describir su aprendizaje y siempre una breve explicación que acompaña cada lección en una o dos oraciones. Por ejemplo, en el panel de los bloques de madera, decía: construimos nuestra comunidad con bloques.

Fantástico display, aquí algunos detalles de fotos intervenidas con los retratos de los estudiantes inmersos en su entorno educativo dentro y fuera de la escuela y en la estación de subway. La misma lección de arriba con niños más chicos.

Colgar el trabajo de los estudiantes es un excelentísimo hábito que crea un ambiente cálido y sentido de comunidad, diálogos interesantes entre los estudiantes y un clima positivo en general.  También puede propiciar posibles colaboraciones entre diferentes agentes de la escuela y aprendizajes  con múltiples intercambios y aproximaciones. ¿Qué significa para los estudiantes ver sus trabajos colgados a la vista de todos? Los niños profundizan su capacidad de sentir y contemplar. Ofrece otra oportunidad para seguir aprendiendo.  Incluso la posibilidad de seguir desarrollando conexiones no antes imaginadas a través de observaciones pausadas o al paso de sus trabajos terminados en el contexto de una lección. ¡Pueden revivir y revisar las diferentes etapas de su proceso de aprendizaje! Simultáneamente, los estudiantes reflexionan sobre sus procesos creativos y se sienten apreciados al ver que sus esfuerzos son valorados.

Una de las clases de kindergarten están leyendo el libro de Mo Williams “Hay un pájaro sobre tu cabeza” y estas son las fotos de los estudiantes con sus reacciones. Abajo, autorretratos de niños de kindergarten.

PASEO POR LA ESCUELA

Como sus estudiantes estaban en el recreo, la docente Isabel me paseó por toda la escuela. En el recorrido aprendí diferentes aspectos de la enseñanza y el aprendizaje que la escuela favorece y un poco sobre sus elecciones profesionales.

EL CUARTO DE LOS BLOQUES

El aula más impactante, sin quitarle mérito a las aulas de arte y de ciencia que también son espléndidas, es el cuarto de los bloques de madera diseñado exclusivamente para el aprendizaje a través de la exploración de formas 3D de todo tamaño. El aula es espaciosa y rodeada de estantes. Está demás decir que es muy popular y debido a ello, los docentes tienen que reservar el aula con anticipación. Se apuntan en una lista y  pueden utilizar el aula hasta un máximo de una semana por vez. Durante ese tiempo las construcciones de los estudiantes se trabajan en varias etapas en procesos más extensos. Las construcciones en proceso se quedan tal cual ellos las dejan al fin del día sin que nadie las toque. Esto les permite a los docentes utilizar el aprendizaje con bloques en proyectos más complejos en un conjunto de tareas y trabajar diferentes aspectos a partir de la experiencia, los intereses y las necesidades de los estudiantes. Siempre atendiendo las posibilidades motrices, destrezas, habilidades artísticas e intelectuales de cada grupo así como la disposición de intercambio y la actitud hacia el diálogo para trabajar con otros en sesiones planificadas.

Como pueden ver en los estantes se identifica cada forma de bloque con una etiqueta y un espacio específico. No solo con la palabra sino también cada forma de bloque tiene un dibujo que lo ubica en el lugar que les corresponde en el estante. Ordenar y organizar los bloques forma parte de las responsabilidades que tienen los estudiantes.

Al igual que los otros displays, como pueden ver en la foto de arriba, los estudiantes escriben y explican sus construcciones que por lo general son trabajos colaborativos.

EL SALÓN DE ARTE vía el laboratorio de ciencia

El laboratorio de ciencia está muy bien equipado. Tiene mucha luz y ventanas por los dos lados con cortinas transparentes que dan esa luz azul que se percibe en las fotos. Cada rincón del salón está habitado por abundantes materiales, muchos en construcción o almacenados de manera ordenada y bien organizada.

Aguaitamos rápidamente el laboratorio de ciencia, la profesora no se encontraba en el aula. Los niños de inicial (pre-k) que Isabel enseña no tienen clases de arte o de ciencia con los docentes especialistas en esas áreas. Igual visitamos las aulas. Me dijo que en su clase los niños tienen amplia oportunidad para explorar y hacer diferentes experimentos e involucrarse en el aprendizaje por descubrimiento. Ambas áreas están incorporadas dentro de las diferentes actividades de la clase. En cambio, comentó que los estudiantes sí tienen clases de música, gimnasia y tecnología una vez por semana y de matemáticas dos veces por semana con docentes especialistas en cada área.

Al encontrar el laboratorio de ciencia vacío seguimos al salón de arte. Conversamos con la profesora de arte. Las tres nos conocimos en la facultad de educación Teachers College de la Universidad de Columbia. De tanto conversar me quedé sin tomarle foto al aula que también es luminosa y espaciosa. Enfoqué en vez en registrar los detalles que organizan el salón. Especialmente el panel de la clase que tenía el trabajo sensorial de los estudiantes que se materializó en los collages de abajo.

Este trabajo debe de ser de niños de kindergarten.

Como se puede observar los estudiantes utilizaron papel blanco y negro. Lo rasgaron y manipularon a mano explorando las formas, las texturas que se van creando con los cambios y las múltiples posibilidades de transformación. Luego anclaron sus ideas y pegaron los pedazos escogidos disponiéndolos sobre un papel del color opuesto de acuerdo a su criterio.

El vocabulario de la lección de collage es: organizar, pegamento, detalles, forma, corte, rasgado, fondo, tela, grande y pequeño.

Los materiales están organizados en bandejas de plástico por categorías, en repisas y debidamente marcados. Están a nivel de los estudiantes. Vi lo mismo en todas las aulas al igual que el hábito de identificar y modelar la práctica de hacer visible y utilizar las palabras, conceptos y frases claves de las lecciones.

Los materiales encontrados están llenos de posibilidades no estructuradas. Ponerlos a disposición de los niños en el aula les da oportunidades para inventar, crear y resolver problemas. Ellos despiertan la imaginación del niño y pueden actuar como vehículos para las ideas de los niños.

Me es difícil hablar solo de experiencias de los estudiantes en este nivel sin identificarlas como experiencias artísticas por que se caracterizan por los mismos componentes. Se pueden entender desde lo afectivo, perceptivo, intuitivo, expresivo, sensorial, también abarcan aspectos lúdicos, motrices y de análisis.

Porque lo artístico no está solo en los objetos o las acciones sino forma parte de una red compleja de significaciones. En esta escuela se promueve el desarrollo de múltiples posibilidades de aprendizaje con materiales inusuales, encontrados y objetos reciclados.

En el corredor antes del salón de Isabel junto al panel de objetos que sigue hay una explicación clara que comunica el propósito:

Parte de un panel con objetos reciclados.

Puedo imaginar a un grupo de estudiantes sentados frente a este panel de objetos organizados sobre un fondo negro para mejor visibilidad dialogando entre ellos y con la docente. Y la docente diciendo algo así como: Tomen un momento para mirar de cerca estos objetos. ¿Qué notan? ¿Qué función podrían tener estos objetos? ¿Qué ven que les hace decir eso? Describan la forma del objeto de su preferencia. ¿En qué te hace pensar? ¿Las formas te hacen recordar otros objetos? ¿Por qué? ¿Qué asociaciones te vienen a mente? ¿Qué ves que te hace decir eso? Si vas a describir este trabajo a alguien que nunca lo ha visto, ¿qué adjetivos usarías? ¿Por qué?

Preguntas que se harían en la competencia de apreciación en el aprendizaje de Arte en todos los niveles.

LA DOCENTE ISABEL Y SUS ELECCIONES

¡Por fin llegamos al aula de la docente Isabel para observarla en acción!  Como pueden ver por el recorrido que hice de la escuela es entendible imaginar lo que la llevó a cambiar su práctica educativa y dejar de enseñar arte como área básica.  Ahora disfruta la enorme responsabilidad y reto como tutora de una clase de inicial (pre-k). Otra mirada es que unió lo artístico y la diversidad de sus lenguajes con lo educativo- formativo. Ligando lo teórico y lo práctico, combina desde el aprendizaje por descubrimiento, espontáneo e informal, el aprendizaje a través de la experiencia de los estudiantes hasta el aprendizaje reglamentado en un sistema educativo como sería la enseñanza de las matemáticas o la alfabetización.

Empecemos por el comienzo. Le pregunté si su formación en arte educación o educación artística había contribuido a su experiencia como docente de inicial. Esta fue su respuesta:

Como maestra de pre-k, mi formación artística ha sido definitivamente un plus (activo). Enseño en una escuela que acoge un enfoque de enseñanza basado en el juego y la indagación. Me siento muy cómoda introduciendo y exponiendo a mis estudiantes a una amplia variedad de arte y de materiales no estructurados (como son objetos cotidianos o encontrados). Estos les dan a los niños la oportunidad de experimentar, maravillarse y resolver problemas.

También pienso que debido a mi experiencia de arte, como profesora me siento cómoda con lo desconocido y me parece bien si los estudiantes simplemente exploran los materiales y las herramientas. Reconozco que hacer arte es un proceso importante de creatividad, exploración y comunicación. Las experiencias de arte para niños de esta edad (4 y 5 años) no necesitan estar siempre impulsadas ​​por un producto final.

Le pregunté también en qué áreas había necesitado poner más esfuerzo. Me dijo que era su segundo año enseñando inicial (pre-k) y que le encantaba la libertad creativa que tiene en esa escuela con el currículo.  Sí, he tenido que hacer esfuerzos para aprender más sobre la enseñanza de áreas académicas específicas como son la alfabetización y las matemáticas. De continuo, intenta incorporar estas áreas a través de actividades artísticas, canciones y juegos cada vez que puede. Dice que es algo que todavía sigue aprendiendo.

También quise saber si durante su día de trabajo hay momentos en los que piensa, gracias a Dios sé tal o cuál o tengo la experiencia haciendo esto o aquello… cosas que pueden informar y mejorar el impacto que puede tener su enseñanza.  Isabel me respondió que considera que debido a su experiencia en educación artística, se siente cómoda facilitando diálogos y discusiones abiertas, no estructuradas sobre materiales e ideas.

Se encuentra agradecida de tener esa preparación, ya que la ha ayudado a entender lo que sus estudiantes están tratando de comunicar en sus trabajos artísticos y se siente cómoda haciéndoles preguntas para hacerles pensar más profundamente sobre sus trabajos.

OBSERVACIÓN

El salón de Isabel es amplio y espacioso. Como toda clase de inicial, está distribuido en sectores equipados para diferentes actividades y estructurados acorde a cada actividad. Se encuentra en el primer piso cerca a la salida al patio utilizado para el recreo.

La foto muestra un gráfico de una actividad anterior en la que los estudiantes estudiaron los diferentes árboles del patio de la escuela. Se acercaron a cada uno y cada estudiante votó por su árbol preferido. Luego en clase registraron sus elecciones en este gráfico. Finalmente, en conjunto después de verificar los resultados adoptaron el árbol que más votos obtuvo.

Lo que observé en la clase, después de que una veintena de niños nos saludaran sonrientes y dieran la bienvenida, fue la asamblea de la mañana. La docente Isabel y todos los niños se sentaron formando un círculo en la alfombra. Yo en una sillita al lado para no distraerlos cerca al gráfico de arriba. Isabel los saludó y les preguntó cómo estaban y sobre lo que tenían pensado para la hora de juego libre en los sectores. ¿Qué planes tienes… para el juego en los sectores? … ¿y tú? ¿Es eso lo que estás planeando hacer?  También les preguntó si estaban contemplando trabajar con alguien. Se habló del concepto de ayuda y de ayudarse unos a otros. ¿Ayudaste a alguien hoy? Un niño quiso participar y dijo que había ayudado a Jason ¿Cómo ayudaste a Jason? El niño respondió que había protegido a su amigo.  Me alegro de que hayas podido protegerlo.

La docente Isabel modela de maravilla la práctica de hacer preguntas a sus estudiantes, lo hace de manera muy fluida.  Tiene el buen hábito de parar y escuchar con atención las respuestas de los niños. Su tono es suave y agradable. Los ayuda a pensar en voz alta y a seguir haciendo conexiones. Con frecuencia involucra casualmente a otros niños o hace una repregunta para ahondar y precisar algún concepto o seguir con las indagaciones.

La alegría de los niños da testimonio de un clima de intercambios positivos. La docente Isabel solo tuvo que intervenir con un grupo que no “quería” cumplir la norma establecida de tres estudiantes por sector. Se resolvió el conflicto que se creó en ese sector rápidamente.

Observé como los estudiantes se desenvolvían en libertad y con autonomía en un entorno educativo seguro y protegido. La docente responde a la experiencia de los estudiantes, monitorea las transiciones y dependiendo de la actividad y/o de acuerdo a lo que está sucediendo sugiere otra actividad o un nivel de dificultad a la misma actividad y/o problema que les permite a los estudiantes experimentar con diferentes modos de conocer y pensar.

De esta manera, la docente Isabel estimula nuevas competencias y destrezas. Utiliza el conocimiento que los estudiantes tienen e intenta ir un paso más allá muy al estilo de Jerome Bruner. Crea conexiones de continuo con el proceso creativo y de análisis crítico de los estudiantes. Abre espacios para que los estudiantes reflexionen sobre su proceso de aprendizaje, evalúen el progreso y examinen sus esfuerzos.

Organiza ordenadamente los trabajos visuales y en portafolios.

El juego entonces es una forma de aproximarse a una actividad. Los estudiantes se ven estimulados y motivados. Utilizan su imaginación para explorar y experimentar. A través de esas exploraciones descubren alternativas y posibilidades con los materiales y con sus habilidades expresivas y comunicativas. Esto despierta la curiosidad de los niños y la potencia. Así descubren el mundo y las relaciones por sí mismos. Y nuevamente como diría Jerome Bruner son estos actos de la imaginación los que dan sentido a sus experiencias.

La docente Isabel y su asistente crean las mejores condiciones para que este descubrimiento natural suceda. Ponen atención al preparar las situaciones educativas para optimizar los procesos de aprendizaje de sus estudiantes. Incluso en actividades que involucran a la escuela entera. Ese día había una feria de libro y acompañé a algunos niños a comprar libros. Por supuestísimo que yo también me uní a la promoción de la lectura y compré un libro multicultural en castellano.

Observé al regresar a clase que cada estudiante estaba activamente inmerso en la construcción de significado de su aprendizaje. Con gran entusiasmo compartían al mismo tiempo en voz alta sus descubrimientos desde el sector en el que estuvieran jugando: unos lo hacían a partir del tacto del agua y las sensaciones que la espuma les provocaba, o a través del trabajo creativo con lápices de color, crayolas y pinturas, y otros desde su expresión dramática en una presentación de títeres. Estos diálogos entre los estudiantes y con la docente Isabel sobre sus exploraciones, las expectativas que tienen y los avances de sus representaciones o exploraciones sensoriales son espontáneos y joviales. También forman parte del diseño, organización y planificación de las sesiones y todos los procesos educativos en espacios estructurados y no estructurados.

Excelente idea de tener un espacio reservado para los trabajos ejemplares. Lo llaman el estante del museo. Allí estaban los títeres y las construcciones de lego. Los estudiantes se acercan, cogen lo que quieren utilizar y después devuelven los objetos al mismo lugar.

Pude reflexionar sobre las actividades libres y como están pensadas en función al desarrollo personal, artístico, social, físico y cognitivo de los niños. En general toman en cuenta el desarrollo evolutivo de cada estudiante y el significado afectivo que puedan tener para ellos. En efecto, el arte está incorporado y es una manifestación expresiva del niño. También la diversidad de exploraciones activas de los niños. En esta clase los procesos artísticos y científicos son sinónimos de procesos educativos. ¡Es la manera como los niños aprenden!

Felicitaciones Isabel por seguir descubriendo al igual que tus estudiantes los misterios del mundo con espíritu de exploración y renovación. Que vivan los cambios y los procesos de búsqueda que nos mantienen alertas y transforman nuestra posición ante lo pedagógico.

Mural multicolor que ejemplifica la manera holística de aprender en PS 130 The Parkside School.

Lima, 05 de junio de 2017

 

2 Comentarios

  1. Me encanta el trabajo que realizas, muy productivo, útil y creativo, me imagino las caras de felicidad de tus alumnos.

Dejar respuesta