Cynthia Capriata / EDUCACCIÓN

No podemos conformarnos con reproducir el estado actual de las cosas. La imaginación es la capacidad cognitiva que hace posible la empatía y nos permite dar crédito a realidades alternas.
Maxine Greene

La escuela es el lugar perfecto para liberar la imaginación como dice Maxine Greene. Es allí donde exploramos quienes somos en diferentes situaciones sociales y culturales, aprendemos conceptos nuevos y  hasta nos dejamos llevar por ideas extravagantes que nos permiten cuestionar nuestro entorno y redefinir nuestras concepciones. Algunos docentes problematizan y buscan conocer con los estudiantes los límites de lo que constituye el arte, otros despiertan la conciencia estética de los estudiantes dejándolos sorprenderse de lo que el mundo ofrece de manera más contemplativa y menos crítica a través de experiencias artísticas.

El eje transversal muchas veces son historias que estimulan nuestra imaginación y se entretejen con nuestras fantasías.  Abren nuestras miradas a otros mundos y nos ofrecen la memoria de otros pueblos y de nuestras raíces culturales. Nos transmiten conocimiento y enseñanzas valiosas. En este artículo veremos el rol que tienen las historias en el imaginario humano y su potencial en la educación de los estudiantes.

El Arte y la Cultura

Muchos se han preguntado una y otra vez que hace que un objeto, imagen o actividad creativa tenga valor. Al reflexionar sobre ello descubrimos que el valor de una obra creativa está determinado por una cultura.  La cultura ofrece el contexto para el conocimiento del arte, define los hechos y las prácticas artísticas y culturales, y el arte contribuye a la comprensión de la cultura. No importa si los estudios se dan de manera virtual, o a través de experiencias vivenciales en tiempo real. Lo importante es que se creen diálogos interculturales que permitan múltiples interpretaciones.  Esta reciprocidad promueve una visión del mundo más amplia.

Al despertar al mundo que nos rodea, el arte nos proporciona una forma de conocimiento. Con rigor extraordinario comunica ideas, narrativas y emociones. El arte nos permite interactuar con otros y desarrollar relaciones interpersonales a partir de experiencias estéticas. Estos intercambios culturales multiplican significados, sentidos de pertenencia e identidades y les permiten a los estudiantes espacios para articular sus propias miradas y sensaciones. Se generan nuevas conexiones y lazos de unión. Muchas veces los creadores hacen suyo las inquietudes y aspiraciones de una época reflejando su espíritu.  Ellos viven con los sentidos y la inteligencia atenta a su entorno.

La necesidad de comunicar nuestras experiencias y quienes somos ha estado presente en la memoria colectiva de toda sociedad. ¿Desde qué lugar y dónde nos ubicamos? ¿Qué voz desarrollamos?  ¿Cómo comunicamos nuestros testimonios? En la educación artística entonces se hace urgente definir el arte y conocer nuestra perspectiva.

El ideal es enmarcar su estudio dentro de una red de relaciones.  Entender el arte como un sistema cultural. Si bien los sistemas culturales son producto de la acción de una cultura en una sociedad determinada, hay símbolos y universos culturales que trascienden fronteras específicas, tanto disciplinares como culturales. Estos denominadores comunes se prestan para ser entendidos de manera más amplia  dentro de esa red de relaciones porque son compartidos por toda sociedad a través del tiempo y en todos los contextos. Nos ayudan a desarrollar una visión universal y sostenida del mundo. Por ejemplo, podemos pensar  en símbolos y universos culturales como la familia, las creencias, el lenguaje o la comunicación, los ritos, las costumbres y  la expresión cultural. En el currículo de Saskatchewan, Canadá, se preocupan también por la subsistencia de la comunidad, la cooperación, la tecnología y algo vasto que llaman explorando horizontes.

Los símbolos y universos culturales sirven de base para seleccionar temas interculturales y buscar de manera consciente lecciones interdisciplinares que aborden por ejemplo el concepto de familia desde diferentes ángulos y aprendizajes. Se puede estudiar cuestiones de identidad y memoria desde el pasado, el presente o el futuro, desde la familia inmediata, diferentes generaciones o una familia extendida y profundizar en problemas de género, profesión, etnicidad, entre otros. El lenguaje/ comunicación es otro universo cultural íntimamente ligado a cómo compartimos el conocimiento de signos, símbolos, lenguajes orales, escritos, visuales, lenguajes no verbales importantes para comunicarnos en las artes y dentro de diferentes grupos así como entre culturas. Inmediatamente me viene a mente las historias, los cuentos y las narraciones.  Las artes juegan un papel importantísimo en desarrollar la expresión cultural  de sociedades de todos los tiempos y contextos, y el estudio de cómo se reflejan identidades en manifestaciones culturales tradicionales o no tradicionales, ecológicas e intangible. Aquí por ejemplo podemos pensar en acciones dramáticas, la música y las danzas rituales, y el tejido textil, entre otros.

Es a partir de experiencias variadas con el arte y la educación artística que los estudiantes afirman sus identidades y desarrollan un sentido cultural propio. Está demás decir que la diversidad cultural enriquece la construcción de las identidades personales y colectivas. ¿Quién no ha construido en su paso por la escuela un diario personal con imágenes, objetos, fotografías y recortes de periódico o revistas?  ¿Quién no ha compuesto un monólogo con la intención de representarlo ante los demás? Para los estudiantes más jóvenes, ¿hecho grabaciones sonoras, registros visuales tipo videos que combinan varios lenguajes artísticos con textos significativos que dejan ver  sus intereses, gustos e inquietudes? Este tipo de proyectos reflejan la individualidad de cada uno o bien la inteligencia colectiva del grupo.  ¿Qué es lo que los estudiantes relatan?  Pues hechos, anécdotas y experiencias con el propósito de expresar sus ideas, sentimientos y emociones. Son sus historias personales que quedan registradas como narraciones imaginativas en los diferentes lenguajes artísticos.

Las Historias

Inventar historias y contarlas a otros con tanta elocuencia como para que éstos las hagan suyas, las incorporen a su memoria -y por lo tanto a sus vidas -, es ante todo una manera discreta, en apariencia inofensiva, de insubordinarse contra la realidad real.
Mario Vargas Llosa

Trabajo de un estudiante de 5° grado de primaria aprendiendo a conocer los jeroglíficos egipcios en una unidad de arqueología.

Mario Vargas Llosa en El viaje a la ficción, el mundo de Juan Carlos Onetti, nos introduce a esa realidad alterna creada por la imaginación y el desajuste que se presenta entre lo que imaginamos y lo que somos. Se pregunta:

¿Cómo eran estos primeros contadores de historias, anónimos, remotos, tan antiguos casi como los lenguajes que ayudaron a forjar y les permitieron la existencia? ¿Qué historias contaban estos prehistóricos colegas, embriones o piedras miliares de los futuros novelistas? ¿Y qué significaban para las vidas de esos hombres y mujeres de la aurora de la historia aquellos primeros cuentos y relatos que desde entonces fueron creando junto y dentro de la vida real, otra vida paralela, invisible, de mentiras, de palabras, pero rica, diversa e intensa, y, aunque siempre de modo difícil de cuantificar, enredada y fundida con la otra, la de verdad, la que ella, de manera sutil y misteriosa, contagia e inficiona, corrigiéndola, orientándola, coloreándola, complementándola y contradiciéndola? (Recuperado de https://www.popularlibros.com/archivos/9788466323376.pdf, página 17).

Soñar historias problematiza nuestras realidades, nos acerca a nuestras fantasías y a la urgencia de comunicar una parte oculta de nosotros mismos. Tienen lo que carece en la vida real. Las historias gozan de una coherencia propia, crean un orden nuevo que tiene un principio y un fin. ¿Empiezan a entender el potencial inmenso de las historias en la educación? ¡Probablemente sea el recurso más poderoso para la enseñanza!

 ¿Por qué la narración como punto de partida? La urgencia de contar historias ha estado presente en la memoria y el colectivo social de sociedades desde tiempos inmemorables. Las historias han registrado la aventura humana como dice Vargas Llosa. Grupos humanos de todas las culturas y contextos han logrado tener un sentido de pertenencia, tradición e identidad a través de las historias que forman parte de la memoria de sus sociedades. Los cuentos y las historias populares tienen gran valor porque transmiten conocimiento y enseñanzas vitales para sobrevivir y desenvolverse dentro de sus colectividades.

Cuando enmarcamos la educación artística a través de historias, estas nos permiten incorporar los universos culturales de los estudiantes también. Así conocemos sus creencias, lenguajes, cultura de aprendizaje, sistemas de comunicación, su sentido de familia y comunidad, entre otros. Interpretar en pequeños grupos historias breves, inspiradas en situaciones próximas inventadas por los estudiantes o relatos oídos de otros, anécdotas vividas o cuentos leídos, propicia una participación activa en ellos. El imaginar juntos, contar nuestras historias e identificar nuestras preferencias reflexionando en conjunto el desarrollo de la acción y sobre algunos elementos visuales, dramáticos y sonoros para caracterizar los espacios y los personajes crea un sentido de comunidad y de convivencia saludable.

El desarrollo de una historia trabajada en la clase de arte con una narrativa basada en temas escogidos por los estudiantes, al igual que cualquier aprendizaje basado en proyectos o en problemas que será trabajado a lo largo de múltiples sesiones, les permite a los estudiantes ir acumulando conocimiento y compresión a través de su experiencia directa y activa participación con el proceso creativo y el proceso de análisis crítico. Desde la recopilación de información sobre las características relevantes de los personajes de otros cuentos que pueden ser mitos, y leyendas u otras narraciones tradicionales o contemporáneas hasta las modificaciones de los posibles personajes de acuerdo al desarrollo de la historia, crea continuas oportunidades de interpretación, investigación y auto-formación.

El compartir de esta manera enfoca en el proceso mientras se están formando las ideas sin ni siquiera pensar todavía en el producto final. Se da valor a la persona, a la construcción y reconstrucción de su conocimiento. La pregunta siguiente es cómo puedo traspasar estas ideas a los materiales y procedimientos para pensar a través de ellos.  El cambio de atención al contenido permite conectar de manera más profunda con temas de interés de los estudiantes. Incorporar esta dinámica de trabajo multiplica posibilidades de expresión y cuestionamiento crítico. A partir de preguntas esenciales como, ¿qué es el arte? ¿Qué conexión tiene con el ser humano, conmigo en particular? ¿Qué es el proceso creativo? ¿Cómo nos expresamos, cómo me expreso? ¿Qué acciones forman parte de ese proceso? ¿Cuál es la historia del arte? ¿Cuál es mi historia y experiencia con las artes? desenvolvemos sentimientos, problemas, discursos y situaciones que nos conectan a la gran narrativa de las artes a través de nosotros mismos y nos acercan a la esencia de quiénes somos y de lo que queremos comunicar.

¿Por qué narra la gente historias una y otra vez? ¿Qué mensajes culturales comunican? Así los cuentos, historias, relatos populares  y otros relatos como diálogos, refranes, proverbios, poemas, crónicas, fábulas, leyendas, historias de creación/cosmovisiones, cuentos de hadas, cuentos fantásticos, ciencia ficción, tiras cómicas,  historietas visuales, leyendas urbanas, alegorías, mitos, sagas, mitologías, relatos orales, mapas y cartografías, historias visuales en movimiento: videos, cine, telenovelas, ficciones o cuentos históricos, narraciones periodísticas, criminales y relatos de investigación históricos, escritos religiosos, blogging contemporáneo de temas actuales, la libre expresión escrita en un diario etc. amplían el marco cultural en las artes para entender símbolos, ahondar contenidos y comunicar mensajes culturales significativos.

Las historias existen a través de su propia dinámica expresiva que se ve condicionada por la manifestación artística o lenguaje artístico en las que se representan. Los lenguajes de las artes visuales, la música, la danza y el teatro están interconectados pero son diferentes y tienen sus propios conocimientos, símbolos y procesos. Se centran en su propia estética, tradiciones y formas originales de ver el mundo. Así las historias pueden vivir siempre de maneras diferentes.  Isadora Duncan, pionera de la danza en el siglo XX que usaba su fantasía y la improvisación para la creación de sus obras, decía que si pudiera expresarse usando palabras no existiría en ella la necesidad de bailar.

Kieran Egan en Teaching as Storytelling (1997) propone incluso utilizar los elementos y la estructura de los cuentos para diseñar sesiones de clase. Él sugiere que  tiene que haber un narrador que es el sujeto que cuenta los hechos de la historia; una acción que son las situaciones que componen la historia y personajes que son aquellos que realizan las acciones. El objetivo es basar la estructura de las sesiones en la organización de los elementos de la narración que empieza proponiendo algún tipo de planteamiento, la situación llega a un punto límite en el  nudo y luego viene el desenlace. Mantener el ritmo del tiempo es importante por el orden de los acontecimientos y cómo se desenvuelven. También hay que considerar el espacio que es el lugar en el que se desarrolla la acción. La idea es construir la enseñanza alrededor de conceptos significativos. Así en conjunto se construye, de-construye y reconstruye el significado de los conceptos.

Según Kieran Egan se subestima la capacidad de aprendizaje de los niños que ya llegan a la escuela con algunas habilidades desarrolladas. Le interesa en particular el rol central que la imaginación puede tener en la creación de significados en los aprendizajes del currículo. Considera que las historias son un medio poderoso para el aprendizaje y que se deberían adoptar los elementos que las hacen tan eficaces en estrategias para la enseñanza y el aprendizaje. Para así lograr aprendizajes comprometidos y significativos a través de historias. El argumento de Egan es que debemos reconocer la ventaja psicológica que tienen las historias y repensar las oportunidades de aprendizaje que creamos en el aula. Considera que debemos utilizar la imaginación como una herramienta para pensar cultivando en los estudiantes el desarrollo de su imaginación y utilizar las historias como vehículos para enseñar.

Para Egan las historias son unidades narrativas que involucran un problema que necesita resolución. Las historias tienen una estructura interna que las mantiene unidas y que determina que se incluye y que se excluye de ellas. Los niños crean significados de estos elementos y forman un modelo de la historia en sus mentes como bien estudió Bruno Betthelheim (1976). Se pueden crear entornos educativos entretejiendo conceptos, información y diferentes perspectivas en historias llenas de imaginación para explorar el currículo.

Otra propuesta interesante es la de Dorothy Heathcote (nacida en UK en 1926) que fue una profesora de teatro y otros estudios académicos. Desarrolló el enfoque educativo Mantle of the Expert o rol del experto (no sé cómo traducir el término). Utiliza acciones dramáticas construidas en conjunto con los estudiantes para crear contextos imaginarios que organizan los propósitos de aprendizaje. La estructura se basa en la relación que tendría un equipo de expertos con un cliente en la consecución de una comisión de trabajo. El docente diseña la experiencia generando tareas y actividades que cumplen con los requerimientos del cliente creando oportunidades para que los estudiantes aborden diferentes áreas del currículo. Claro que no todo se puede enseñar así; es un enfoque para ser utilizado selectivamente por el docente con una variedad de otros métodos. Es muy interesante- ver ejemplos en recursos.

El Punto y la Línea

La imaginación en el programa de arte

Enmarcar la enseñanza del arte a través de historias como hemos visto en un artículo anterior para la competencia de apreciación nos permite no solo guardar un equilibrio entre las competencias del hacer, comunicar, crear proyectos y evaluar en la expresión creativa y el percibir, interpretar, contextualizar y reflexionar en la apreciación artística, sino que también nos acerca a otras realidades culturales. La sinergia de las competencias y el balance entre ellas,  les permite a los estudiantes experimentar múltiples maneras de interactuar con las artes  dentro de un marco cultural amplio y mantener un rol activo, imaginativo, reflexivo y autónomo en su estudio.  A través de la imaginación, la capacidad de observación y de investigación, utilizadas como herramientas de aprendizaje, los estudiantes aprenden a:

  • Transformar conocimiento nuevo, experimentar y tomar riesgos.
  • Promover el pensamiento crítico y creativo, convergente y divergente en la resolución de problemas y la toma de decisiones.
  • Integrar diversas técnicas y herramientas con ideas originales para desarrollar procesos, actos, hechos artísticos y culturales.
  • Aprender a comunicar ideas, sentimientos, emociones y narraciones de manera significativa.
  • Reflejar múltiples identidades y el desarrollo distintivo de una voz propia individual o colectiva a través de procesos creativos y de análisis crítico.
  • Descubrir posibilidades y diversas maneras de crear significado a través de los materiales, técnicas, herramientas, procesos.
  • Integrar el aprendizaje de arte a otras áreas disciplinares de estudio dentro y fuera de la escuela.

Esencial para desarrollar un buen programa de arte es tomar conciencia de cómo aprenden lo que aprenden los estudiantes con el fin de crear y extender colaboraciones efectivas de enseñanza y aprendizaje.

¡¡No dejen de revisar los recursos que siguen sobre el rol de las historias en la enseñanza y de probar algunos de los conceptos expuestos para beneficio de sus estudiantes!!

Niños de 1°y 2° de primaria intercambian ideas de lo aprendido en la visita a mi exposición en Ghaf Gallery, Abu Dhabi 2010

RECURSOS

  • Revisar las unidades de Primaria en el portal del Ministerio de Educación. Buscar recursos de planificación curricular (entrar a la unidad 1 de cada grado. Ver los de Quinto grado que son sobre historias).
  • En la página de la enseñanza a través de la imaginación y la indagación, la unidad sobre los cuentos de hadas. En realidad esta unidad modela la propuesta del experto.
  • En la sección de los artículos pueden encontrar algunos interesantes, buscar especialmente las dos ofertas de Kieran Egan.
  • Ver más ejemplos de marcos de referencia en el currículo de Saskatchewan, Canadá
  • Transcribo un ejemplo de unidad narrativa básica para las artes visuales que he adaptado según los proyectos a lo largo de mi experiencia enseñando.
IDEA CENTRAL

Investigar distintas maneras de contar hechos reales o ficticios a través del uso de signos y símbolos visuales guardando especial atención a la relación entre imágenes y texto para entender el poder y la fuerza de la narración visual como medio de comunicación.

ELEMENTOS DE LA NARRACIÓN
  • Narrador: es el sujeto que cuenta los hechos de la historia
  • Acción: situaciones que componen la historia
  • Personajes: aquellos que realizan las acciones
  • Estructura: organización de los elementos de la narración
  • Planteamiento
  • Nudo
  • Desenlace
  • Tiempo: es el orden de los acontecimientos
  • Espacio: es el lugar en el que se desarrolla la acción
TIPOS DE NARRACIONES VISUALES

Cuentos, historias y otros relatos como diálogos, refranes, proverbios, poemas, fabulas, leyendas, tradiciones, historias de cosmovisiones/ creación, cuentos de hadas, cuentos fantásticos, ciencia ficción, leyendas urbanas, mitos, mitologías, relatos orales,  cartografías, , ficciones o cuentos históricos, crónicas, narraciones periodísticas , criminales y relatos de investigación históricos, escritos religiosos, blogging contemporáneo, párrafos escritos de libre expresión, comunicados oficiales antiguos económicos/ legales…

¿CÓMO VIVEN VISUALMENTE LAS HISTORIAS?
  • Las historias visuales viven en tiras cómicas o trabajos en secuencia, en historietas visuales con imágenes y texto, mapas imaginarios, históricos o personales, historias visuales en movimiento: video, animación, cine, telenovelas, diarios ilustrados, libros acordeón, libros gigantes, cuentos 3D, libros geométricos, códices, manuscritos verticales. También viven en combinación con la danza, el teatro, la música y otras aéreas de aprendizaje.
¿CÓMO SE HACEN?

Dibujos, pinturas, bordados, tejido textil, grabado, cerámica, esculturas 3D, etc.

OBJETIVO

Los estudiantes comprenderán que:

  • La relación que tienen diferentes sistemas culturales tradicionales como el arte, la música, la literatura y prácticas culturales intangible como la narración definen la imaginación y representan la cultura de diversos grupos de personas en una comunidad, en la región, dentro de un país, en otras regiones y  a través del tiempo.
  • Entender el proceso de hacer una historia visual, cómic o un cuento de hadas desde las ideas preliminares y bocetos hasta la versión final editada.
  • Considerar el desarrollo estilístico de varias historias visuales para establecer conexiones entre los personajes de libros existentes y sus propias invenciones

PREGUNTAS ESENCIALES

  • ¿Qué es una narrativa, cuento, historia, cuento de hadas?
  • ¿Por qué narra la gente historias una y otra vez?
  • ¿Qué mensajes culturales comunican?
  • ¿Cuál es la relación entre la imagen y el texto en un relato visual?

CONOCIMIENTO

Los estudiantes sabrán:

  • Cómo planificar cuidadosamente la progresión de una historia visual prestando atención al desarrollo de los personajes, los ajustes, las situaciones exageradas, el uso de binarios opuestos, las secuencias y el número de “elementos”, la estructura: introducción, conflicto y resolución o comienzo, medio y fin del cuento, así como desarrollar el diseño y el dibujo.
  • cómo desarrollar diferentes personajes para crear una narrativa visual.
  • cómo entender mejor la relación entre las palabras e imágenes.
  • cómo comparar y contrastar para encontrar semejanzas y diferencias entre personajes e historias.
  • cómo juntar las diferentes partes del libro o del cómic.

HABILIDADES

  • Aprender a organizar ideas, establecer secuencia de pensamientos.
  • Traspasar las ideas a los diferentes materiales y procedimientos y pensar a través de ellos.
  • Desarrollar/afinar/pulir destrezas en la elaboración del proceso con aspectos técnicos, por ejemplo con el dibujo.
  • Entender mejor el manejo de cualidades formales – elementos puramente visuales tales como línea, color, luz, composición, estructura y espacio.
  • Adquirir práctica y experiencia en el uso de una variedad de materiales y procesos.

EVALUACIÓN

  • Debates en clase
  • Dibujos, imágenes, técnica
  • Evaluar los diferentes componentes de una historia / libro…
  • Presentar y sustentar el trabajo a la clase.
  • Crear una variedad de componentes usando diferentes técnicas y herramientas de arte para ampliar el aprendizaje.
  • Integración de las competencias
  • Reflexionar sobre el proceso escribiendo narrativas de su desarrollo, logros y dificultades.

Lima, 7 de noviembre de 2017

Dejar respuesta